Siempre estamos comunicando... Incluso cuando no decimos una palabra. Por eso, te veo, te escucho y me importas.